INICIO / Turismo y Aventura / El Templo Bahá’í, de Santiago de Chile

El Templo Bahá’í, de Santiago de Chile

Todo lo que debes saber antes de visitar el templo Bahai

El Templo Bahá’í, de Santiago, se consolidó como la joya turística de la capital chilena.

El primer templo de la fe Bahá’í en Suramérica, situado en lo alto de las montañas que bordean la capital chilena, cerca de la cordillera de los Andes, se ha consagrado en los últimos años como un lugar de peregrinación obligatorio para turistas.

Así lo certifican las cerca de 50.000 personas que acuden a sus instalaciones cada mes, según indicó el director del recinto, Eduardo Rioseco.

El templo fue inaugurado en 2016 y desde entonces no ha parado de atraer con su singular belleza e idónea localización a miles de visitantes que llegan hasta sus puertas con el objetivo de comprender los fundamentos de una fe que aspira a ser universal y a aglutinar a personas de cualquier tendencia religiosa.

La fe Bahá’í nació a mediados del siglo XIX en Persia, actual Irán, de la
mano de Bahá’u’lláh, un religioso con un proyecto que bien podría decirse que se adelantó al proceso de globalización en el que está inmersa la sociedad moderna.

El Templo Bahá'í, de Santiago de Chile
El Templo Bahá’í, de Santiago de Chile

“Las enseñanzas de Bahá’u’lláh plantean que la humanidad, independientemente de cuales sean sus creencias, historia, orígenes étnicos o ideologías, comparte una misma esencia espiritual que tiene un origen divino” indicó Rioseco.

Por este motivo, continuó, la construcción que está vacía de símbolos o imágenes para evitar distracciones, sirve como espacio de “oración abierto a todos”, un lugar en el que cualquier persona que desee “orar, meditar o simplemente estar en silencio” pueda hacerlo “con tranquilidad”.

Sin embargo, lejos de convertirse en un lugar de peregrinación espiritual, el templo ha alcanzado una inusitada fama por su belleza arquitectónica, obra de la firma canadiense Hariri Pontarini Architects, así como por su envidiable localización, bajo la cual descansa la siempre dinámica y ruidosa ciudad de Santiago.

En este sentido, prosiguió el director, los acólitos de la fe Bahá’í no ven con malos ojos la condición de lugar de visita obligatorio para los turistas, sino
que aplauden esta tendencia, ya que para ellos lo importante es “servir de
lugar de encuentro para personas de muy distinta índole”.

El Templo Bahá'í, de Santiago,
se consolidó como la joya
turística de la capital chilena.
El Templo Bahá’í, de Santiago, se consolidó como la joya turística de la capital chilena.

Construcción del Templo Bahá’í

La construcción, que surge por encima de las nubes y coronan el cielo santiaguino, tiene nueve paredes en forma de pétalos compuestas por vidrio, mármol y bronce. El 9 es el dígito más alto, razón por la cual los bahá’ís lo ven como símbolo de perfección.

La religión Llegó Suramérica a finales de 1930 a través de un grupo de religiosos que recaló en Santiago, donde fueron aceptados por la sociedad razón por la cual decidieron que el primer templo de este dogma sería ahí.

En su interior no hay imágenes y en las paredes interiores se leen nueve extractos breves de los escritos de Bahá’u’lláh, y en el ápice puede observarse una representación caligráfica en árabe del texto “Oh Tú, Gloria del Más Glorioso”.

Alojamientos en el Lago Calima, Darién Colombia

Alquiler de Fincas en el Lago Calima

Alquiler de Fincas

Temas relacionados

Le Puede Interesar:

Colombia, Tierra de Patrimonios | Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete – Viaje a Colombia | Turismo Valle del Cauca

La Unesco eligió el Parque Nacional Natural Serranía de Chiriblquete como patrimonio de la humanidad. Aquí, otros espacios protegidos en Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: